Al principio creó dios el cielo y la tierra.
La tierra era soledad y caos, y las tinieblas cubrían el abismo.
Pero el rock aleteaba sobre las aguas.
Sonó un acorde, y la luz se hizo.
El génesis estaba antes que nada y antes que nadie.